Los menores pueden cambiar de género y nombre con el visto bueno de sus padres

El Departamento de Salud de Nueva York evaluará una propuesta que crearía la categoría “X” en los certificados de nacimiento para aquellos neoyorquinos que no se identifiquen con el sexo con el cual fueron registrados.

El alcalde Bill de Blasio y el presidente del concejo municipal, Corey Johnson, anunciaron hoy la propuesta que crearía la tercera categoría y que consideran haría “más inclusiva” el acta de nacimiento.

Además, proponen una enmienda para que los transexuales ya no tengan que presentar una carta de su médico o un documento legal de un proveedor certificado de servicios de salud -sicólogo, enfermera, trabajador social clínico, asistente médico, consejero de salud mental, entre otros- para poder cambiar su nombre en el acta de nacimiento.

Nueva York, considerada una ciudad progresista, permite hacer ese cambio a transexuales sin la necesidad de haberse sometido a una cirugía, luego de que el Departamento de Salud y el concejo aprobaran esa enmienda en el 2014.

No obstante, aún se requiere que presente la carta o el documento legal que certifiquen que vive de acuerdo con el género con el que se identifica.

Desde que entró en vigor esa medida en el 2015, se han emitido más de mil nuevos certificados de salud con cambios de nombres. Los menores pueden hacerlo también con el visto bueno de sus padres.

La propuesta se anunció en el Mes del Orgullo de las Personas Gay, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales, que culmina cada año en Nueva York con un desfile en la Quinta Avenida.

“El Mes del Orgullo es una época para celebrar cuán lejos hemos llegado en la lucha por la igualdad, y reafirmar nuestro compromiso de proteger a todos los neoyorquinos de la discriminación”, dijo el alcalde en un comunicado.

El Departamento de Salud presentará mañana la propuesta a la junta directiva de esa agencia y de ser aprobada, se realizarán audiencias públicas en julio y el concejo a votará en septiembre, indicó además De Blasio.

Nueva York fue la primera jurisdicción en el país, en el 2016, en entregar un acta de nacimiento con la categoría “intersexual”, que de aprobarse esta propuesta, será cambiada por la categoría “X”, porque “es más inclusiva” para la identidad de género, según el comunicado.

La titular de Salud, Mary T. Bassett, destacó por su parte que los transexuales tienen derecho, como cualquier otra persona, a tener un acta de nacimiento que refleje su verdadera identidad de género.