Karim Benzema ha sido el último futbolista en integrar la lista de lesionados del Real Madrid. El francés, con una fractura en el dedo meñique de la mano derecha, se une a una nómina de siete futbolistas de baja por motivos físicos en la que ya hay cuatro atacantes. Mariano, Gareth Bale y Marco Asensio siguen en el dique seco, Vinicius es el único delantero de la primera plantilla y la situación abre un dilema en el club blanco.

¿Fichar o no fichar? El diseño de la plantilla madridista, con recursos contados en ataque, requiere de posibles retoques que en teoría parecían abocados al verano. En el mercado de invierno ha llegado Brahim Díaz, aparente único movimiento de esta ventana de fichajes. Un mediapunta más que se añade al crisol de jugadores de este perfil y que no podría dar solución al problema existente en la delantera.

Santiago Solari irá recuperando efectivos conforme avancen las semanas, pero por el momento solo cuenta con Vinicius y Cristo González en punta, dos jugadores que hace un par de meses militaban en el Castilla. Lucas Vázquez, como jugador de banda, sería el último hombre a tener en cuenta. Un arsenal limitado para una escuadra que tiene un calendario apretado, con la Copa del Rey jugándose cada semana hasta febrero. ¿Qué le pasa al Real Madrid? Las verdades de Luka Modric que explican una crisis.

El problema para el club blanco es que, en este momento, el mercado no da demasiadas opciones reales. Fichar a un galáctico es algo casi imposible con la temporada mediada. La alternativa, un ariete de nivel medio, deja dudas para una entidad que no guarda muchas esperanzas en la ventana de fichajes de invierno. De hecho, el altavoz de los ‘futuribles’, es decir, las filtraciones al respecto, apenas han incluido a Krzysztof Piatek, una de las sorpresas de la Serie A italiana con 13 goles en 19 encuentros, solo por debajo de Cristiano Ronaldo (14) en la tabla de máximos anotadores.

Al margen de canteranos como Mariano, Jesé, Mayoral o Morata, el Real Madrid tiene que remontarse al curso 14/15 para encontrar un perfil similar al de delantero suplente que no provenga de los filiales: Chicharito. Para hacerlo con una incorporación así en invierno hay que ir aún más atrás en el tiempo, hasta enero de 2011 con Emmanuel Adebayor.

De ahí las dudas de un Real Madrid que, en caso de no fichar, tendrá que aguantar varias jornadas con la delantera en el chásis en uno de sus años menos brillantes en el apartado goleador, con tan solo 28 goles en 19 partidos, peor registro en lo que va de siglo, igualado en la temporada 06/07.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here